El  13 de julio del año 2000, junto con celebrarse la clausura del primer centenario del nacimiento de Santa Teresa de Los Andes, se realizó la inauguración oficial de la Casa de Espiritualidad Santa Teresa de Los Andes. Proyecto muy esperado enmarcado en la configuración de Auco como el pulmón espiritual de Chile.

El 13 de julio del 1999, el nuncio Apostólico, Monseñor Luigi Ventura, bendecía la primera piedra de esta gran obra, construida con el fin de ofrecer un espacio de encuentro con Jesucristo a todos los cristianos y devotos de nuestra Santa chilena; en la profundidad de la espiritualidad y estética carmelitana y los tintes propios que Teresita aportaba desde su vida.

La casa fue construida gracias a los aportes de los peregrinos, asimismo la Capilla, dedicada a Santa Teresa de Ávila, cuya  consagración se celebró el 11 de noviembre del  2009, y que es reconocida a nivel internacional como manifestación del arte sacro moderno, especialmente por estar construida de tal forma que pareciera flotar sobre los peregrinos.

La Casa lleva más de 10 años proporcionando un ambiente de retiro de características carmelitanas y ha sido testigo del obrar de Dios en tantas personas que han solicitado sus servicios. Siempre acogidos, como si fuese un monasterio carmelita que abre sus puertas para recibir a todos.

La Casa está a cargo de una comunidad de Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas, hijas espirituales del carmelita descalzo Pbro. Francisco Palau,  y cuenta además con colaboradores que prestan sus servicios en la misma; todos juntos como una gran familia.